EL BLOG
QUE CAMBIA
TU VIDA

QUÉ RELACIÓN HAY ENTRE EL DOLOR MANDIBULAR Y EL AÑO NUEVO?

La boca es el sistema donde se conjuntan funciones de músculos, huesos, nervios y dientes. Sus funciones son el habla, la masticación y la deglución del alimento. Podemos considerar que la boca es el primer paso en el trayecto digestivo.

Como muchos sabemos, el fin de año y sus festividades nos dan el placer de convivir con amigos y familia que en ocasiones hace tiempo que no frecuentamos, y el compartir el alimento es una tradición que data probablemente desde que existen colonias de los primeros humanos.

La alimentación ha sido cambiante durante la evolución humana y el perfeccionamiento tecnológico, antepasados portaban mandíbulas mas anchas, voluminosas, con mayor capacidad de masticación con incluso 5 molares. Hoy en día el tercer molar es un apéndice y solo trabajamos con dos molares de cada lado (dos superiores y dos inferiores) .

Sin embargo, la evolución no siempre es perfecta y prueba de ello es la genética. Existen humanos quienes aun portan la capacidad de tener cuartos molares, terceros molares, y no siempre los huesos que los sustentan crecen lo suficiente para dar acomodo a tantos dientes.

En casos como estos, los dientes comienzan a tener una dificultad en su acomodo y como resultado se modifican los patrones de mordida para cuales están diseñados. Estas desviaciones, obligan a tener puntos pre-maturos durante la mordida llevando a la mandíbula a tener que modificar su postura para que la alimentación sea lo mas eficiente posible.

En ocasiones, ese acomodo de posición genera que los músculos que se insertan en la mandíbula, particularmente los relaciones con los movimientos durante la masticación, se vean afectados, generando contracturas musculares faciales, articulares, durante la deglución e incluso durante el habla. Esto lleva a que la calidad de vida, el apetito y el ánimo disminuya.

Por esto la incidencia de dolor facial, masticatorio incrementa después del año nuevo, época donde aumentamos nuestros hábitos de alimentación y como tal la frecuencia en uso de la mandíbula.

Afortunadamente existen tratamientos diseñados para mejorar la calidad de vida y el decremento de dolor por estos hábitos. Entre ellos la terapia física, guardas dentales especializados, medicamentos e incluso el mismo Botox es de utilidad en estas afecciones.

No dejes que el dolor dicte el inicio de tu año, busca atención especializada y recuerda que yo puedo ayudarte.

Dr. Carlos Takahashi.

Dr. Carlos Taito Takahashi Aguilar en Doctoralia
LLÁMANOS
MAPA