La naturaleza de mi profesión de especialidad me permite llevar a cabo diferentes grupos de tratamientos con fines de función, salud y estética dental y facial.  Esto ultimo no se logra de la noche a la mañana; se requieren de muchos años de preparación y entrenamiento.  La curva de aprendizaje es muy profunda, y aunque seamos cirujanos con muchas décadas de profesión y continua capacitación, siempre hay un margen de error. Finalmente, solo somos humanos.

              La cirugia oral y maxilofacial es la única especialidad dental reconocida por el gremio medico y certificada por el Consejo Nacional de Especialidades Medicas y por la Academia Mexicana de Cirugia, un gran honor y responsabilidad el pertenecer y ser reconocida como especialidad medica-dental. Única en el mundo con ese reconocimiento.

              Pero bueno, ¿Por qué escribo de trivialidades en el titulo de esta entrada al blog? La respuesta es muy simple.  El entrenamiento que llevamos a cabo dicta por cual rumbo podemos llevar cada una de nuestras practicas y hacia que área de tratamientos podemos enfocarnos.  Es imposible abarcar todos los procedimientos exitosamente.  Muchos colegas se dedican exclusivamente a cosmética facial, mientras otros a las diferentes disciplinas de la CMF.

              La cirugia cosmética facial invasiva y no invasiva es un terreno y disciplina que el cirujano plástico, otorrinolaringólogo, dermatólogo y cirujano maxilofacial pueden realizar.  En nuestro ámbito el entrenamiento va dirigido en la corrección del esqueleto facial y compensación de los tejidos blandos de la cara; y como dije requiere de años de preparación y entrenamiento riguroso.

              Desafortunadamente en la rama dental (que es la que conozco) muchos colegas no cirujanos maxilofaciales están desenvolviendo y desarrollando sus practicas hacia la cirugia cosmética facial y a tratamientos endodérmicos de cambio de volumen facial. Muchos de ellos justificando que se entrenan en cursos relámpago de un fin de semana, organizados por grupos de colegas internacionales en donde por sus leyes y legislaciones si pueden realizarlos. En México no es legal ni ético que se lleve a cabo.

              Con esto comunico que usted como paciente debe de asegurarse que la persona que le este atendiendo tenga alguna de las calificaciones profesionales anteriormente mencionadas, y debe de evitar someterse a procedimientos a los cuales su dentista no tiene la calificación de realizar.  Es como decir que solo porque las amígdalas se encuentran en la boca y es el “territorio” del dentista, va a dejar que el lo realice.

              Seamos cuidadosos con nuestros cuerpos y con nuestra salud. En un instante podemos perderla.

 

Dr Takahashi.

             

             

Dr. Carlos Taito Takahashi Aguilar en Doctoralia
CALL US
MAP