DOLOR ARTICULAR Y FACIAL

La articulación temporomandibular (ATM) es una pequeña bisagra localizada frente al oido donde el cráneo y la mandíbula se unen, permitiendo el movimiento de la mandíbula.

Los trastornos de la (ATM) son frecuentes.  Se pueden experimentar una gran variedad de síntomas como dolor de oído, dolor de cabeza, limitación en la apertura y cierre de la boca. Cuando aparecen síntomas de problemas en la ATM, consulte a un cirujano oral y maxilofacial (OMS). Su OMS se encuentra en una buena posición para diagnosticar correctamente el problema.

El diagnóstico de los trastornos de la ATM puede ser complejo y puede requerir diferentes procedimientos de diagnóstico. Se pueden solicitar estudios especiales de imágenes de las articulaciones y se puede derivar a otros especialistas dentales o médicos o a un fisioterapeuta.

Tratamiento

El tratamiento puede variar desde cuidado dental y médico conservador hasta cirugía compleja. Dependiendo del diagnóstico, el tratamiento puede incluir medicamentos antiinflamatorios no esteroideos a corto plazo para el dolor y la relajación muscular, la terapia con tablillas o férulas, e incluso asesoramiento sobre el control del estrés. Si el tratamiento no quirúrgico no tiene éxito o si hay un daño evidente en las articulaciones, puede estar indicada la cirugía. La cirugía puede incluir artroscopia (el método idéntico a los procedimientos ortopédicos utilizados para inspeccionar y tratar articulaciones más grandes, como la rodilla) o la reparación del tejido dañado mediante un abordaje quirúrgico directo.

Junto con otros tratamientos no quirúrgicos, estas opciones de medicamentos pueden ayudar a aliviar el dolor asociado con los trastornos de la ATM

  • Analgésicos y antiinflamatorios. Si los medicamentos para el dolor de venta libre no son suficientes para aliviar el dolor de la ATM, su médico o dentista puede recetarle analgésicos más fuertes.
  • Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como el ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros), son un pilar del tratamiento.
  • Antidepresivos tricíclicos. Estos medicamentos, como la amitriptilina, solían usarse principalmente para la depresión, pero ahora a veces se usan para aliviar el dolor.
  • Relajantes musculares Estos tipos de medicamentos a veces se usan durante algunos días o semanas para ayudar a aliviar el dolor causado por los trastornos de la ATM.
  • Cuando otros métodos no ayudan, su médico puede sugerirle procedimientos tales como:
    • Artrocentesis: La artrocentesis es un procedimiento mínimamente invasivo que implica la inserción de pequeñas agujas en la articulación para que el líquido pueda irrigarse a través de la articulación para eliminar los desechos y los subproductos inflamatorios.
    • Inyecciones de corticosteroides: En algunas personas, las inyecciones de corticosteroides o toxina botulinica en la articulación pueden ser útiles. Con frecuencia, la inyección de toxina botulínica tipo A (Botox, otros) en los músculos de la mandíbula utilizados para masticar puede aliviar el dolor asociado con los trastornos de la ATM.
  • Artroscopia TMJ: En algunos casos, la cirugía artroscópica puede ser tan eficaz para tratar varios tipos de trastornos de la ATM como la cirugía de articulación abierta. Se coloca un pequeño tubo delgado (cánula) en el espacio articular, luego se inserta un artroscopio y se utilizan pequeños instrumentos quirúrgicos para la cirugía. La artroscopia de ATM tiene menos riesgos y complicaciones que la cirugía de articulación abierta, pero también tiene algunas limitaciones
  • Condilotomía modificada: La condilotomía modificada (kon-dih-LOT-uh-mee) aborda la ATM indirectamente, con cirugía en la mandíbula, pero no en la articulación misma. Puede ser útil para el tratamiento del dolor y si se produce bloqueo.
  • Cirugía de articulación abierta. Si su dolor de mandíbula no se resuelve con tratamientos más conservadores y parece ser causado por un problema estructural en la articulación, su médico o dentista puede sugerir una cirugía de articulación abierta (artrotomía) para reparar o reemplazar la articulación. Sin embargo, la cirugía de articulación abierta implica más riesgos que otros procedimientos y se debe considerar con mucho cuidado, discutiendo los pros y los contras.
    Si su médico recomienda cirugía, asegúrese de analizar los posibles beneficios y riesgos, y pregunte cuáles son sus opciones.

CONTÁCTANOS

Llena el siguiente formulario con tus dudas o comentarios y en seguida nos comunicaremos contigo para brindarte el mejor servicio.

Avenida Manuel Acuña 2942, Prados Providencia, 44689 Guadalajara, Jal.

 

 T. 3640.3350

Dr. Carlos Taito Takahashi Aguilar en Doctoralia
LLÁMANOS
MAPA